01 (477) 773 23 36 | 01 (477) 312 19 74

Deporte y Alimentación. 2do. Foro Juventudes Bienestar integral

Nov 28, 2019 | 0 Comentarios

Resulta importante identificar el vínculo dependiente que existe entre la realización de alguna actividad física y la alimentación que llevamos en nuestra vida cotidiana. Para lograr un estado de salud óptimo es necesario establecer un equilibrio entre lo que comemos y la actividad física que desempeñamos. Es sabido que actualmente la población mundial enfrenta un problema de salud grave debido a la ingesta de alimentos no nutritivos y con alto grado calórico y la escasa actividad física dando como resultado un conjunto de enfermedades, algunas de ellas crónico degenerativas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la causa fundamental del sobrepeso y la obesidad se debe a el desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto calórico, es decir, por un lado, existe un cambio dietético mundial donde ha aumentado la ingesta de alimentos con alto contenido calórico (alimentos con abundante grasa y azúcares) pero con escaso contenido vitamínico y, por otro lado, cada vez más se observa que hay una disminución de actividad física entre la población debido a que muchas de las actividades recreativas resultan ser sedentarias (OMS, 2019).

Con respecto a lo anterior, se sabe que la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en niños y jóvenes (de 5 a 19 años) han aumentado de forma acelerada, del 4% de la población mundial en 1975 pasó a más del 18% en 2016. Este crecimiento acelerado de personas con sobrepeso ha originado una cadena de enfermedades que determinan las ínfimas condiciones de salud en el mundo y por ende determina el decremento de la esperanza de vida en niños y jóvenes.

Entre las principales consecuencias del sobrepeso en el mundo se encuentran las siguientes: 

  • Enfermedades cardiovasculares (principalmente accidentes cerebrovasculares), que fueron una de las principales causas de muerte en el año 2012.
  • La diabetes.
  • Enfermedades degenerativas de articulaciones (osteoartritis).
  • Cáncer de mama, riñón, ovarios, próstata, etc.

Diversas instituciones gubernamentales, asociaciones civiles y organizaciones no gubernamentales han desarrollado acciones para afrontar el problema del sobrepeso y la obesidad en el mundo. Estas acciones tienen como principal objetivo generar bienestar integral en las personas, en este caso, creando cambios en los hábitos de consumo calórico de la población y también creando condiciones para que la actividad física sea prioritaria.

¿Te interesa este artículo?

Si encuentras muy interesante este artículo ¡compártelo en tus redes sociales! También puedes leer más sobre temas de juventud en nuestra sección de Artículos.

Si bien es cierto que diversas dependencias gubernamentales están desarrollando acciones para atender problemas de salud pública (en este caso la obesidad y el sobrepeso), sabemos también que a la fecha la información que se genera entorno al problema no es suficiente. En este sentido, el Instituto Municipal de la Juventud, con la intención de generar información que nos permita conocer y proponer soluciones al problema, realizó el 2do. Foro Juventudes. Bienestar integral, mediante la mesa de diálogo Alimentación y Deporte. Los jóvenes que integraron dicha mesa identificaron diversos problemas de salud ocasionados por la poca actividad física; de hecho, éstos consideran que existe una relación intrínseca entre la actividad física y la alimentación, la cual es determinante de las condiciones de salud entre la población.  

Mencionaron que resulta importante realizar algunos cambios en nuestras prácticas cotidianas, entre las que destacaron:

  • Limitar el consumo energético de alimentos con alto contenido de grasas y azúcares.
  • Realizar actividad física de forma periódica (30 minutos todos los días) mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular y, por otro lado, poder realizar el gasto energético de lo consumido en los alimentos.

Cabe mencionar que los y las jóvenes que integraron la mesa de diálogo hicieron énfasis en que existe una clara diferencia entre realizar actividad física y realizar algún tipo de deporte y que muchas veces para las personas ambos términos significan los mismo. 

En este sentido, la juventud entiende como deporte toda actividad física, organizada y reglamentada, que tiene por finalidad preservar y mejorar la salud física y mental, el desarrollo social, ético e intelectual, con el logro de resultados en competiciones y, a su vez, entienden la actividad física simplemente como los actos motores propios del ser humano, realizados como parte de sus actividades cotidianas (Ley General de Cultura Física y Deporte (LGCFyD), 2013). 

Es importante que se identifique esta diferencia entre actividad física y deporte pues de esta forma las personas iniciarán con la realización de actividades cotidianas, que crean condiciones óptimas para la salud física (entre las que destacan: trotar, caminar, usar la bicicleta, etc.), sin que se conciba hacer ejercicio como una actividad deportiva de alto rendimiento que en ocasiones por, cuestiones de salud o tiempo, no es posible realizar. 

Por último, mencionaron que la clave de una salud física sana consiste en encontrar un justo equilibrio entre el contenido calórico de los alimentos que ingerimos y las distintas formas de desgaste del contenido calórico, es decir, la realización de actividad física constante.

Bibliografía

  • Organización Mundial de la Salud (OMS) (2019). Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud. 

  • Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión (2013). LEY GENERAL DE CULTURA FÍSICA Y DEPORTE. Secretaria de servicios parlamentarios.

AUTORES

Karen Andrea Del Carmen Quiroz Estrada

Correo electrónico: andy.quiroz.e@hotmail.com

Licenciada en Psicología especializada en el área social por parte de la Universidad de Guanajuato. La investigación y el trabajo de intervención psicosocial han sido parte esencial de mi formación, siendo participe de eventos tales como el Verano de Investigación UG, el Encuentro de Jóvenes Investigadores y el Congreso Mexicano de Piscología Social; además de haber diseñado e implementado intervenciones para promover las actitudes proambientales, fomentar hábitos saludables, visibilizar y desnormalizar la violencia de género en los espacios públicos, entre otros.